Ventanas Comunes “a veces” Causan Problemas

  • VENTANAS DE ALUMINIO ULTRALIVIANO, SIN CONTRAMARCO EXTERIOR, CON VIDRIOS SIMPLES Y CIERRES DUDOSOS.
  • RESULTADO: HERMETICIDAD INEXISTENTE.
  • CONSECUENCIAS: PENETRAN EL VIENTO, LA LLUVIA, EL FRÍO Y EL CALOR.
  • TAMBIÉN SI QUIERE... EL QUE PASA POR LA CALLE.
 
 
En nuestro país, algunos profesionales constructores de edificios, por razones económicas, o en su momento, por falta de materiales adecuados, desconocieron las normas elementales referidas a las prestaciones que deben cumplir las ventanas, de acuerdo a su ubicación y a las condiciones climáticas del lugar. Esta realidad hizo que muchos argentinos nos habituáramos a vivir en buenos departamentos y residencias equipadas con pobres y malas ventanas porque en el momento de decidir la compra no tuvimos en cuenta para nada a sus ventanas, ni tampoco sabíamos de las prestaciones mínimas requeridas. Recién nos dimos cuenta del problema cuando habitamos el inmueble. Todas las ventanas sirven, las de aluminio ultraliviano, las que hacen ruido cuando hay viento, las construidas con chapa de hierro, etc., aunque su funcionamiento (deslizamiento, cierre, hermeticidad) no sea bueno, generalmente no causan incomodidades importantes. Pero... cuando esas mismas ventanas se encuentran próximas y orientadas hacia autopistas, calles y avenidas muy transitadas, vías de ferrocarril y otras causales de ruidos molestos, la situación es muy distinta. Se torna muy desagradable, aún con las ventanas cerradas, habitar ambientes ruidosos, por la protección que necesitamos y no tenemos. Pero... como con el paso del tiempo percibimos que nos acostumbramos a convivir con el ruido hasta llegar a casi no escucharlo... y ese mismo ruido que al principio tanto nos incomodaba, ya no nos afecta más. ¡Que suerte!, el tiempo nos solucionó el problema. El molesto ruido exterior desapareció milagrosamente de nuestra vida y ahora solamente afecta a las personas que nos visitan... Lo negativo: también se dañó el sentido auditivo y es irrecuperable. En determinados ambientes, en edificios de altura, en la costa atlántica, en residencias libres de medianeras, en countries, etc. y desde que el factor costo pesos y la moda hizo desaparecer a las cortinas enrollables exteriores que tan bien nos protegían de la luz indeseable, de los agentes climáticos y otros, tampoco sirven muchas “ventanas comunes” para impedir la invasión del viento y a veces del agua, por su mala hermeticidad y del frío a través de sus vidrios simples.

Las “ventanas comunes” están lejos de cumplir:

Una ventana en condición cerrada debe tener la transparencia adecuada para permitir buena visibilidad hacia al exterior, paso de luz natural hacia el interior y evitar la penetración de todo agente climático o extraño... de la misma forma que lo hace la pared exterior.